Publicación: El agua y la COVID-19 en Iberoamérica y el Caribe. Impactos, retos y oportunidades

El agua resultó ser un recurso esencial para hacer frente a la pandemia del coronavirus. Sin embargo, las deficiencias estructurales en el sector de los recursos hídricos se han hecho aún más evidentes en regiones menos favorecidas. Según las Naciones Unidas, el 24,62% de la población de América Latina y el Caribe (159 millones de personas) todavía carece en la vivienda de servicios de agua potable libre de contaminación disponibles cuando fuera necesario. De ellos, el 2,66% (4 millones de personas) no tiene acceso a servicios básicos. Mejorar el agua, el saneamiento y la higiene tiene el potencial de prevenir al menos el 9,1% de la carga mundial de morbilidad y el 6,3% de las muertes en general, según informa la Organización Mundial de la Salud.

Elaborado por el PHI-UNESCO con el apoyo de la CODIA, se publica ahora el estudio "El agua y la COVID-19 en Iberoamérica y el Caribe. Impactos, retos y oportunidades", con el que se pretende contribuir a la comprensión de este momento crítico que ha pasado el planeta y profundizar en el análisis de las diversas facetas entre el agua y esta pandemia.

Puede descargarse la publicación en este enlace.

Éste sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de dichas cookies. Más información